lunes, 18 de septiembre de 2017

Virreinato del Perú: Luis de Velasco y Castilla - I Marqués de Salinas del Río Pisuerga - 9° Virrey del Perú

Luis de Velasco y Castilla
Marqués de Salinas del Río Pisuerga
9° Virrey del Perú

Luis de Velasco y Castilla (Carrión de los Condes, 1539 - Sevilla, 7 de septiembre de 1617), I marqués de Salinas del Río Pisuerga, fue un noble, político y militar español.

Fue Virrey del Perú entre los años 1596 y 1604.

Nació en Carrión de los Condes (Palencia) en 1539, fue hijo de Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón, señor de Salinas y pariente de los Condestables de Castilla, perteneció a la Casa de Velasco, y de su mujer Ana de Castilla y Mendoza, descendiente del rey Pedro I de Castilla. 

En 1595 fue nombrado virrey de Perú, cargo que comenzó a desempeñar en junio del año siguiente. 

En su viaje a Lima, desembarcó en Paita, desde donde hizo el recorrido hacia la capital del virreinato por tierra. 

Entró en la capital Lima, bajo palio el 23 de junio de 1596. 



Durante su gestión, la Hacienda Real remitió a España un total de 11.112.008 ducados en dinero y metales finos. 

Las ciudades más importantes fundadas durante su mandato fueron Carrión de Velasco, hoy Huaura - Villa Huaura - Villa Carrión de Velasco (1597), y San Felipe de Austria de Oruro en Charcas (1604). 

En lo que respecta a su labor en el campo de la educación, destaca la fundación de varias escuelas en Lima para la educación de los niños pobres criollos y peninsulares, así como la inauguración de la Ermita de la Caridad, donde las niñas de la nobleza se instruían, dotaban y casaban.

En 1604 volvió a Nueva España, siendo nombrado de nuevo virrey en 1607 a la edad de 70 años. 

Concluido su mandato, regresó a España donde se le confió la presidencia del Consejo de Indias. 

Es considerado uno de los administradores virreinales más capaces, y por ello en recompensa a sus servicios recibió el título de marqués, con lo que pasó de señor a marqués de Salinas del Río Pisuerga.

Se casó con la primera virreina criolla, María de Ircio y Mendoza, y tuvo una descendencia muy ilustre en el virreinato. 

Don Luis de Velasco gobernó en Lima durante ocho años, hasta la llegada de su sucesor, el conde de Monterrey. (Datos: Wikipedia)

sábado, 9 de septiembre de 2017

Willaq Umu - El Papa de la Religión Inca

Willaq Umu
El Papa de la Religión Inca de Culto al Sol

El Willaq Umu, era el sumo sacerdote o sacerdote principal del Imperio incaico, el equivalente al papa de la religión católica.

Era pariente cercano del Inca, ya sea un hermano o tío de éste, y ejercía el cargo hasta su muerte. 

Presidía las ceremonias religiosas dedicadas al Sol, revestido con el huámpar chucu o casco en forma triangular. 

Contemplaba los movimientos de las estrellas para decidir la celebración de las fiestas 

Supervisaba la organización religiosa del Imperio incaico, nombrando a sus inmediatos subordinados, diez villcas o sacerdotes que residían en los principales centros de culto que existían en el Imperio, quienes a la vez ejercían mandato sobre los sacerdotes locales.

Tenía un rol muy relevante en lo político al ejercer como consejero cercano del Inca. En ausencia de éste, lo reemplazaba como gobernante interino. 

Era la única persona en todo el Imperio con la potestad de coronar al auqui (príncipe heredero) como nuevo Inca, al fallecer el antecesor. 

Llevaba una vida de mucha abstinencia: nunca comía carne, sino hierbas y raíces, acompañadas de pan de maíz; en su vida cotidiana usaba un vestido común, llano, que le llegaba hasta los tobillos, y encima una manta muy larga, de color negro, pardo o morado; no podía ser casado ni tener mujer sospechosa consigo. 

Tenía rentas extraordinarias en todas las provincias, pero solo usaba lo necesario para su subsistencia y el resto lo destinaba para ayudar a los menesterosos. 

Su fallecimiento daba origen a un día de duelo. (Datos: Wikipedia)

Libro Recomendado: "El maremoto notable de 1746" de César Omar Jiménez Tintaya - EN CASTELLANO

  Aspectos físicos del maremoto de Callao - Perú (9.0 Mw)  Comprar este libro ......................................... El maremoto...